Sucursal de Banco Santander

El Banco Santander ha iniciado un plan para integrar en su plataforma el Banco Popular. Sin embargo, se están encontrando con numerosas dificultades y obstáculos en el proceso de fusión. Esta se hizo legal el pasado 28 de septiembre. La complejidad reside en que ahora han encontrado un aumentos de costes, beneficios y sinergias que no se igualaban a las estimaciones previas.

Es por ello, que ante la existencia de conflictos entre estos sistemas operativos y administrativos, hay también problemas de sistemas de control y gestión de riesgos. Ambos bancos buscan la armonización de sus procedimientos financieros, contables y de información.

Gran sucursal de Banco Santander

España y Portugal afectadas

Además, estas alteraciones están afectado a los negocios españoles y portugueses del grupo bancario. Lo que suponen costes, pérdidas de ingresos y gastos adicionales. En todo el proceso han conseguido integrar ya 600 oficinas de Banco Popular. Lo cual supone ya un 40% de la empresa, han añadido sucursales de Cataluña, País Vasco, Canarias, Galicia y Asturias.

En la próxima semana de mayo, del 17 al 19, se volverán a adquirir sucursales de la red de Aragón, Navarra, La Rioja, Comunidad Valenciana, Baleares, Castilla-La Mancha y Murcia. Con lo cual sumarían unas 350 sucursales,con ello se completan 950 oficinas de las 1.500 que hay en España.

Según han indicado en un documento informativo de la situación, de modo que deberán ajustar los presupuestos. En las próximas semanas los sindicatos procederán a contactar con el banco ante el ERE que afectará a unos 3.000 empleados. Sin embargo, esto es una estimación ya que no se han ofrecido cifras oficiales.

El último folleto de actividad continuada se indica que en los últimos años Santander ha sufrido varias reestructuraciones. Todas estas han afectado notablemente a los empleos, aunque se han presentado planes de recolocación y empleabilidad a los afectados.  Además, la empresa está realizando ajustes en el negocio para favorecer la transformación hacia la banca móvil y por Internet.

Posibles nuevos problemas

No obstante, aún se esperan sorpresas. Banco Popular fue adquirido hace casi dos años por un valor simbólico de un euro. Pero no pueden descartarse activos deteriorados y pasivos ocultos, todo ello aún desconocidos y que podrían ser determinantes para las previsiones.

El año pasado de informó sobre la falta de verificación de forma independiente de la exactitud y veracidad de la información pública. Han creado nuevos recuross para la resolución del Popular, como amortizaciones y conversiones del capital. Bajo una normativa de marco único que no tiene precedentes ni en España ni en ningún otro estado de la UE.

Numerosos inversores, asesores y operadores han presentado reclamaciones variadas en relación a la adquisición. Según indicó Santander “en este momento no es posible prever el total de las demandas y reclamaciones adicionales que podrían presentarse por los antiguos accionistas, ni sus implicaciones económicas”. El coste previsto en las cuentas de 2017 llegó a los 680 millones de euros. Un total de 525 millones de euros fueron dirigido a la acción comercial de fidelización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.