Para entender el Impuesto de Patrimonio (IP) y saber quién debe declararlo y cómo, hemos realizado una guía dónde, además de entender los conceptos básicos, podrás acceder a la información y documentación oficial.

Algunos conceptos pueden resultar complejos o complicados. Pero no te preocupes. Vamos a explicártelo todo de forma breve, clara y concisa. ¿Preparado?

Conceptos básicos del Impuesto de Patrimonio

Antes de empezar a explicarte la normativa básica, la diferencia en cada comunidad Autónoma, el calendario y algunos recordatorios importantes, procederemos a contarte todo lo que debes saber para entender el Impuesto de Patrimonio.

calculadora con un boli en la derecha

Definición del Impuesto

El Impuesto de Patrimonio consiste en pagar, de forma individual, progresiva y directa, a Hacienda por unos bienes y servicios que más adelante explicaremos. Sin embargo, solo se aplica el impuesta cuando la persona física supera cierta cantidad.

Existen partidarios y detractores del Impuesto de Patrimonio. Por un lado, se afirma que sirve como forma de redistribuir la riqueza, mientras que por otro, se niega que consiga hacer tal cosa. Los que lo niegan, argumentan su opinión apuntando a que se produce una expatriación para evitar pagar.

Sea como sea, lo que aquí nos interesa es explicarte cómo funciona, más que entrar en el debate sobre su funcionamiento.

¿Tengo que pagarlo?

Según la ley que la regula (explicada en normativa básica), existen dos sujetos pasivos sobre los que recae el Impuesto de Patrimonio. Estos son los siguientes:

  • Obligación personal: tienen que pagarlo aquellas personas que tengan su residencia en España.
  • Obligación real: tienen que pagar el Impuesto de Patrimonio aquellas personas que tengan bienes y derechos en el país, a pesar de estar viviendo en el extranjero.

No obstante, no te alarmes. Esto no quiere decir que todo el mundo tenga que pagar dicho impuesto. Existen ciertos límites en relación al valor del inmueble o bienes y servicios.

De forma general, tienes que saber que dicho límite está fijado en la cantidad de 700.000 €, por lo que la mayoría no tiene que preocuparse de tributar en el Impuesto de Patrimonio.

Lista de bienes y servicios sobre los que se aplica

Aparte del límite fijado y de saber qué personas deben pagarlo, es importante que sepas sobre qué bienes y servicios se aplica el Impuesto de Patrimonio. Estos son los siguientes:

  • Inmuebles: para calcular el precio, se escoge el valor más alto entre el catastral y el precio de venta. Si no lo sabes, el catastral se trata de un valor fijado de forma colectiva que tiene en cuenta el precio del suelo y la construcción.
  • Bienes relacionados con actividades empresariales y profesionales.
  • Depósitos de cuentas corrientes de ahorro, a la vista o a plazo.
  • Todos aquellos derechos que provengan de concesiones administrativas o de la propiedad intelectual e industrial.
  • Bienes y derechos de contenido económico.
  • Seguros de vida.
  • Bienes o valores de propiedad propia que han sido cedidos a terceros.
  • Valores relacionados con la participación en fondos propios.
  • Bienes como joyas, pieles, vehículos, embarcaciones y aeronaves. Además de obras de arte y antigüedades.

Lista de bienes y servicios sobre los que no se aplica

Vamos a ofrecerte, además, una lista de los bienes y servicios sobre los cuáles puedes confundirte y pensar que sí se les aplica el Impuesto de Patrimonio. Estos son los siguientes:

  • Nuestra vivienda habitual si no llega al importe máximo de: 150.253,03 euros.
  • Efectos personales y del hogar (ajuar doméstico).
  • Bienes del Patrimonio Histórico Español.
  • Bienes del Patrimonio Histórico de las Comunidades Autónomas.
  • Objetos de arte y antigüedades cuyo valor no llegue al límite fijado.
  • Planes de pensiones, seguros privados para dependencia, contratos de seguro colectivo y planes de previsión asegurados y social empresarial.
  • Los derechos que se deriven de la propiedad intelectual o industrial.
hojas con un ratón rosa y una taza azulada encima

El Impuesto sobre el Patrimonio según la Comunidad Autónoma

El Impuesto de Patrimonio no se rige de la misma forma en todas las Comunidades autónomas. Por eso, vamos a explicarte los casos en que más se salen de la media para que los tengas en cuenta.

Las que más pagan:

Cataluña

Esta Comunidad Autónoma es el peor sitio para pagar el Impuesto de Patrimonio. Además de tener más impuestos que el resto de comunidades, también pone más presión sobre las rentas medias y bajas. En definitiva, en esta región se encuentran las retenciones más altas.

Andalucía

Esta comunidad tiene ocho impuestos propios, aparte de que que el IRPF es muy alto. En general, tiene una serie de impuestos que están bastante por encima de la media.

Extremadura

También tiene el IRPF muy alto, por lo que se castiga mucho a las rentas medias. Aparte, es una de las comunidades que paga más respecto al Impuesto de Patrimonio.

Las que menos pagan:

Comunidad de Madrid

A diferencia de las comunidades mencionadas anteriormente, Madrid no paga nada por el Impuesto de Patrimonio porque este está bonificado plenamente. Aparte, respecto a otros impuestos, también tiene mucha menos presión que el resto de regiones.

Castilla y León

En esta comunidad las retenciones son muy bajas, incluido el Impuesto de Patrimonio. Además, solo tiene dos impuestos propios.

Castilla-La mancha

Al igual que Castilla y León, tanto el IRPF como el Impuesto de Patrimonio son bajos. En definitiva, tiene retenciones bajas y también solo dos impuestos propios.

Navarra y País Vasco

Este es un caso excepcional, puesto que estas dos comunidades son las únicas que pueden gestionar completamente sus impuestos, teniendo, por tanto, sus propias haciendas.

una hoja con cifras que tiene una calculadora y un bolígrafo encima

Fecha de la declaración

A diferencia de la declaración de la Renta y del IVA, entre otros, el Impuesto de Patrimonio se presenta en una franja de tiempo comprendida entre tres meses. Normalmente entre abril y junio. En este periodo de tiempo lo que se presenta no es el impuesto correspondiente a ese mismo año, sino al del año anterior.

Aparte, tienes que tener en cuenta que debe presentarse la información de las bienes y servicios de tu propiedad que tengas en el último día del año.

Normativa básica del Impuesto

No obstante, si a pesar de todas las claves y conceptos básicos que te hemos explicado, quieres informarte en más profundidad, siempre puedes consultar la normativa básica de la Agencia tributaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *