• Los bancos abonarán los costes notariales y los clientes los de tasación con la nueva Ley Hipotecaria.

  • Los notarios realizarán un cuestionario para asegurarse que el cliente entiende todas las cláusulas.

Tras meses de desacuerdos en torno al Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD), parece que todas las partes han llegado a un consenso. A pesar de la última sentencia del TS, los partidos han acordado que con la nueva Ley Hipotecaria, los bancos se encarguen de los gastos notariales y el cliente los de tasación.

Esto supondrá que a partir de ahora la parte prestadora corra con el grueso del impuesto -gestoría, notaría y registro. A través de este decreto-ley los partidos buscan equilibrar los costes del mercado. Pero los bancos podrían recaudar este gasto extra a los clientes, a través de comisiones u otras tasas. Todas las formaciones políticas apoyan la medida, salvo Unidos Podemos, que pide que las entidades bancarias abonen el total de los gastos.

Casa de juguete con billete encima.

Cuestiones por cerrar

Sin embargo, todavía quedan por acordar algunos asuntos de relevancia de la Ley Hipotecaria. Entre otras, las comisiones por amortización anticipada, los intereses de demora o la cláusula de vencimiento anticipado de una hipoteca. Ésta última permite ejecutar la vivienda, según la deuda que haya adquirido el prestatario.

Algunas voces señalan que esta disposición adicional es contraria a los tribunales europeos. Se prevé que este punto quedé zanjado en las próximas semanas, aunque existen diversas propuestas al respecto. El PSOE propone que solo que la cláusula afecte a sentencias judiciales ya firmes. Podemos va más allá, proponiendo que la ejecución de la vivienda solo se realice cuando la deuda suponga el 10% del préstamo.

Asimismo, es necesario establecer la fecha de entrada en vigor de la norma. El proyecto de ley, que lleva varios años de retraso, plantea 15 días de margen desde la aprobación. Pero el sector financiero pide al menos seis meses para hacer la transición. Si todo avanza según lo previsto, la nueva legislación podría empezar a aplicarse a partir de enero del año que viene.

Casa de juguete y calculadora.

Mayor vigilancia

Otra de las iniciativas de la nueva Ley Hipotecaria es la realización de una encuesta por parte de los notarios, antes de que el cliente firme la hipoteca. Ésta tendrá como objetivo comprobar si el prestatario ha entendido el contrato en su totalidad. La propuesta busca un mayor control en el sector, para evitar casos como el de las cláusulas suelo.

También se ha aprobado la propuesta del anterior Gobierno de garantizar la presunción de veracidad del notario, con la intención de aumentar la transparencia del proceso. Asimismo, se establecerá un código sancionador para aquellos que incumplan la Ley.

Ante una posible represalia de los bancos la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), ha reafirmado que intervendrá si detecta “acciones coordinadas” entre las entidades bancarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *