Precio de la gasolina. La gasolina vuelve a encarecerse, llegando a tocar de nuevos máximos desde el pasado junio. La tendencia de su precio no es muy optimista para los conductores de gasolina, aunque tampoco para los de gasóleo. A continuación, te explicamos las situación de estos combustibles en relación a la evolución de su precio.

El precio de la gasolina sigue encareciéndose

El Boletín Petrolero de la UE ha traído una noticia que no hará mucha gracia a aquellos que sufren las constantes subidas en el precio de la gasolina. ¿Os acordáis de aquella época en la que el litro tenía un precio inferior a un euro? Pues bien, por lo que parece, tanto la gasolina como el gasóleo no pretenden volver a la baja, sino todo lo contrario.

En esta ocasión, el precio de la gasolina ha vuelto a subir en un 0,1% en una semana. Dicho así, parece que el tanto por ciento no es muy considerable, no obstante, esa subida ha colocado al precio de la gasolina en máximos que no se alcanzaban desde el mes de junio anterior. Es decir, actualmente el precio se sitúa en 1,327, mientras que en el mes de junio llegó hasta 1,328 por litro.

Aunque es posible que en las próximas semanas el precio de la gasolina vuelva a descender debido a los típicos altibajos de las fluctuaciones, en realidad la tendencia general destaca una evolución alcista. O, al menos, así ha evolucionado durante el mes de agosto de este año.

Otras cifras sobre combustibles

Aparte del precio de la gasolina, también es destacable el precio del gasóleo, el cual se sitúa en 1,226 euros por litro. Esta cifra también es superior a la de la anterior semana y, por consiguiente, también esta sufriendo una evolución alcista. Por otro lado, podemos ver cómo el el precio por barril está más caro en Europa que el barril de crudo Texas. En general, la situación del precio de la gasolina en Europa no son optimistas.

En España

No obstante, por mucho que nos quejemos del precio que estamos sufriendo en nuestro país, en realidad, podemos sentirnos “agradecidos” por el hecho de que no tengamos el mayor precio de la gasolina que hay en Europa. Y es que, de hecho, si empezamos a comparar los de los otros países de Europa, comprobamos que en España tenemos uno de los valores más baratos. Concretamente, el precio en Europa de media ronda los 1,5 euros por litro, mientras que el del gasóleo se sitúa en los 1,350 euros por litro.

¿Por qué sucede esto? Porque en el resto de Europa tienen más impuestos en dichos combustibles. El objetivo de Europa incluye una derivación hacia las energía renovables y está claro que la intención es dar el paso hacía los coches eléctricos, por lo que no es extraño que se aumenten las presiones sobre dichos combustibles.

Sea como sea, estaremos atentos para seguir estudiando la evolución del precio de estos combustibles para comprobar si, en efecto, sigue la tendencia al alza como hasta ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.