• El Índice de Confianza Empresarial Armonizado (ICEA) desciende un 0,4% en el primer trimestre de 2020

  • Cantabria es la comunidad autónoma donde más desciende el Índice de Confianza

La confianza empresarial desciende en el primer trimestre de 2020, respecto al trimestre anterior en nueve comunidades autónomas y aumenta en ocho. El porcentaje de descenso en el Índice de Confianza Empresarial Armonizado, baja un 0,4%. Este descenso de confianza en el primer trimestre, coincide con el descenso que dio lugar en el primer trimestre del 2018.

El Índice de Confianza Empresarial

Antes de analizar el Índice de Confianza empresarial de este primer trimestre de 2020, vamos a explicar brevemente su utilidad. Este índice mide la confianza de los empresarios en los distintos sectores de nuestro país. Estos sectores son: Industria, Comercio, Financiero, Minería, Construcción, Agrícola y Otros. Estos analizan la evolución y proyección de estos sectores, y pueden usarse para anticipar la evolución de la economía.

El objetivo principal de este, es conocer la visión que tienen los empresarios sobre la situación y expectativas de su negocio. En definitiva, sirve para sintetizar la opinión de los empresarios sobre la situación económica del país, sus negocios y la situación global.

Resultados por Comunidades Autónomas

Entre las que obtienen el mayor porcentaje, encontramos a Aragón (2,9%), a Canarias, Madrid, País Vasco que coinciden en el 0.8%. Para finalizar con las que han obtenido mayor porcentaje encontramos a Andalucía, Cataluña y Murcia, que comparten un 0.2%.

Por otro lado, la que menos Índice de Confianza Empresarial genera es Cantabria. Aquí es donde más ha caído la confianza empresarial en el primer trimestre del año, un -5,5% con respecto al trimestre anterior. Mientras tanto, Islas Baleares, La Rioja y Castilla y León han descendido también este índice de confianza en un -2,8%. A estas le sigue Castilla la Mancha (-2,0%), Principado de Asturias (-0,9%), Galicia (-0,7%), y Comunidad Valenciana (-0,6%).

Valoración del último trimestre finalizado

Para los gestores de establecimientos empresariales, el cuarto trimestre de 2019 cuenta con una buena valoración sobre sus negocios. No obstante, esta opinión la comparte el 20,8% de los gestores, puesto que para el 18,9% de estos, la opinión es desfavorable. Asimismo, para el 60,3% la valoración de este cuarto trimestre es normal.

La diferencia entre los porcentajes de respuestas favorables y desfavorables referidas al trimestre finalizado, se sitúa en 1,9 puntos. Esta se denomina Balance de Situación. La cifra mejora las Expectativas manifestadas previamente para ese trimestre, que fueron de −2,7 puntos.

Con este retroceso de la confianza se encadenan dos trimestres en negativo después de que en el último cuarto de 2019 este indicador se desplomara un 2,9%, registrando su descenso más pronunciado en cualquier trimestre desde 2013.

Valoración del comienzo del nuevo trimestre

La caída de la confianza empresarial registrada entre enero y marzo, ha dado lugar debido al empeoramiento del indicado de expectativas, en contraste con la mejora del indicador de situación.

El balance de expectativas sale del resultado que obtenemos de la diferencia entre las opiniones de los empresarios optimistas y los pesimistas. Asimismo, esta se situó en -5,9 puntos, frente al descenso de 2,7 puntos registrado en el anterior trimestre. Esto ha dado lugar debido al porcentaje de pensamiento desfavorable de establecimientos empresariales, entre enero y marzo de este año. La cifra se ha situado en el 21,1%, que además supera a la del año anterior (19,4%).

A su vez, el porcentaje de empresarios que opinan que su negocio no tendrá variaciones considerables, ha bajado hasta el 63,7%. Mientras que los que se muestran optimistas sobre la evolución de su negocio ha bajado desde el 16,7% del anterior trimestre, al 15,2%.

Sectores de actividad y tamaño de los establecimientos

Si analizamos los números por áreas de negocios, dos de los cinco sectores han disminuido su porcentaje, y otros dos lo han aumentado. Entre los que muestran más desconfianza, encontramos el Comercio (-2,2%) y el Transporte y la hostelería (-2,7%). Por otro lado, los que han mostrado una opinión favorable encontramos dos categorías: Otros servicios (0,9%) y Construcción (0,4%). Asimismo, encontramos el sector de la Industria, el cual no se posiciona.

En función al tamaño de los establecimientos, tres de los cinco tamaños de establecimientos analizados aumentan la confianza respecto al trimestre anterior. Más de 1000 asalariados (2,8%) presenta el mayor aumento. De 200 a 999 asalariados ha aumentado un 1,8 %, y de 50 a 199 un 0,2%. Por su parte, menos de 10 asalariados (−1,9%) registra el mayor descenso, y de 10 a 9 asalariados desciende un 0,9%.

Metodología del análisis

Como hemos explicado al principio, el objetivo de esta encuesta es conocer la visión que tienen los responsables de los establecimientos sobre su situación. Esta recoge las opiniones de los gestores de los establecimientos sobre la marcha de su negocio para cada trimestre pasado, y sobre sus expectativas para cada trimestre entrante.

Esta metodología viene inspirada en el índice Tankan japonés, no hay ni ponderación ni elevación según las características del establecimiento. Esto significa que cada opinión cuenta lo mismo independientemente del establecimiento.

La metodología de la encuesta permite la integración de datos análogos recogidos por los Organismos de Estadística de las CCAA. Esto se realiza así para que puedan ser incorporados al proceso general de la encuesta. En la actualidad, hay suscritos convenios a tal efecto con Andalucía, Illes Balears, Canarias, Castilla y León, Cataluña, La Rioja, Extremadura y Comunitat Valenciana.

La encuesta se realiza trimestralmente desde el 2013, en todo el territorio nacional. La muestra es representativa tanto a nivel nacional, como por comunidades autónomas. Asimismo, está formada por unos 8.000 establecimientos.

La referencia es trimestral y se pregunta sobre el trimestre que termina, y sobre el trimestre que comienza. Además, la metodología de recogida se basa en la  cumplimentación del cuestionario por parte de los propios gestores de los establecimientos. Estos usan alguna de las siguientes vías disponibles: Internet (IRIA), correo electrónico, fax, teléfono o vía postal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *