La venta del Edificio España se llena de disputas entre las empresas implicadas. La falta de puesta en común ha llegado hasta tal punto que el Grupo Baraka ha solicitado detener las reformas del edificio emblemático de la Plaza España de Madrid. Pero, ¿qué ha ocurrido?

Venta del Edificio España y los incumplimientos de contrato

La cadena hotelera, RIU, había llegado a un acuerdo con el Grupo Baraka hará aproximadamente un año. Mediante ese acuerdo, se procedió a realizar la venta del Edificio España, con la novedad y la ilusión de que este edificio se transformara en un hotel con un área comercial. Todo pareció correcto, hasta que llegaron las disputas entre ambas empresas implicadas. Actualmente, ha llegado a tal punto que se ha producido una ruptura en el acuerdo y ambas empiezan a actuar por separado.

En esta línea, la cadena hotelera ha empezado a negociar con la parte de 15.000 metros que está destinada a convertirse en un área comercial y que, en principio, iba a manejar el Grupo Baraka. O, al menos, eso es lo que se estipulaba en el contrato de la venta del Edificio España. Sin embargo, RIU ha hecho una oferta a Corpfin para que gestione dicha área comercial por un precio que, tras las obras, podrían rondar los 200 millones de euros.

A pesar de que Corpfin no ha hecho ningún comentario al respecto de este posible acuerdo, el Grupo Baraka ya ha anunciado una demanda contra RIU por no cumplir la parte del contrato de la venta del Edificio España en la que se especificaba que esos 15.000 metros estaban comprometidos con el grupo.

Las afirmaciones del Grupo Baraka

Al parecer, Corpfin y RIU habrían empezado ya las negociaciones para comprar y vender el área del edificio. Mientras esto sucede, el Grupo Baraka asegura que ambas partes, durante la venta del Edificio España, llegaron a firmar un acuerdo acerca de la concesión de esa área comercial, por lo que se trataría de un incumplimiento del contrato.

Para interceder en el avance de la venta y a modo de defender las cláusulas de contrato en su favor, el Grupo Baraka ha solicitado que se paralicen las obras del edificio, del mismo modo que ha llevado el caso a los tribunales. Y es que, al parecer, también existe otro motivo para detener las obras, aparte del incumplimiento del contrato de la venta del Edificio España.

Según el grupo Baraka, las obras no se estarían llevando a cabo tal y como se habían previsto por ambas partes. La intención era reformar el edificio, poniendo especial atención en reforzar su estructura para así asegurar su integridad y su duración. Sin embargo, la cadena hotelera, RIU, no estaría gestionando las obras con esa intención, sino que, con tal de abaratar los costes, estaría dejando de lado, en parte, esa intención de refuerzo. Y ese hecho tampoco ha hecho ninguna gracia al Grupo Baraka, puesto que esa no es la gestión que se había pactado durante la venta del Edificio España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *