El Ibex intenta mantener la tendencia alcista con la que inició su andadura este 2019. Tras las tres primeras semanas de crecimiento, desde el lunes comenzó una fase de inestabilidad que apunto estuvo de hacerle perder los 9.000 puntos. Aunque estuvo muy cerca de perder esa barrera psicológica que suponen los 9.000 enteros, consiguió mantenerse pese a haber registrado pérdidas.

Las complicaciones sufridas en Wall Street enfrió en cierto modo el ánimo inversor en el viejo continente. Pero la situación parece haber cambiado, a lo largo de la jornada de hoy, pese a tener mínimos intradía de 9.006 puntos, el Ibex consigue consolidarse encabezando el levantamiento de los mercados europeos.

Tan sólo queda un día para la esperada reunión del Banco Central Europeo y para la presentación del los resultados de la banca. Entre tanto, la situación de inseguridad por el Brexit y la evolución de las relaciones comerciales entre China y EEUU continúan marcando el ánimo inversor.

Si hay un sector beneficiado a lo largo de la jornada de hoy ese es el financiero. Antes de que llegue la fecha clave en la que se muestran los resultados de la banca, retoman su tendencia al alza con unos datos de crecimiento del 2,85% en el caso de Bankia, 2,03% en el de Caixabank o de 1,65%  en Banco Sabadell.

El apoyo proporcionado al selectivo español por dos pesos pesados como Inditex e IAG también ha acelerado el crecimiento del mercado español con respecto a sus homólogos europeos. En el caso de Inditex, incrementa el ritmo de crecimiento con el que comenzó el año (subiendo 1,63 puntos). Con todo ello se ha conseguido posicionar en los 24 euros por acción. Por su parte IAG ha sabido sacar partido a la disminución de los miedos de los inversores por el Brexit, creciendo en total un 1,92%.

En la parte negativa se encuentran principalmente dos compañías. Por un lado VISCOFAN con una caída de 0,53%, seguida de SIEMENS GAMESA que baja hasta el 0,43%.

Pese al buen ambiente respirado hoy en el parqué nacional, a nivel europeo, las cosas no han ido tan bien. Aunque llegan a atascarse en cierto modo, no registran las pérdidas que llegaron a notar ayer. Así por ejemplo el Dax alemán permanece expectante ante los resultados de la reunión de mañana del Banco Central Europeo y lo hace conservando los 11.000 puntos. Por su parte en el caso del Ftse británico, parece haberse quedado algo rezagado con el refuerzo de la libra.

Una delicada situación internacional

En las últimas semanas tanto el Brexit, el miedo por la desaceleración económica o la evolución de las relaciones comerciales entres EEUU y China son tres de las cuestiones que han influido de forma directa en los distintos mercados de valores. Si a todo esto le sumamos la inminente llegada de los resultados de la banca, nos encontramos con una tímida reacción por parte de los inversores.

La reunión del Banco Central Europeo mantiene en equilibrio la cotización del euro repitiendo en los 1,13 dólares. En el caso de la libra,se acerca su cotización a los 1,30 dólares ante la posibilidad de celebrar un nuevo Brexit.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *