Sala del Ibex 35 con el panel de las cotizaciones

El selectivo español ha iniciado la sesión de hoy con una subida del 0,63% que le ha llevado a situarse muy cerca de los 9.000 puntos (exactamente en los 8.992,9). La jornada de hoy ha estado marcada por el principio de acuerdo para tratar de evitar un cierre parcial de la Administración en Estados Unidos que parece haber levantado el ánimo inversor.

En el inicio de la jornada estuvo presente, por tanto, esa barrera psicológica de los 9.000 puntos que a punto estuvo de alcanzar. La mayor parte de sus valores estaban en positivo. A lo largo del día de hoy las cotizaciones han ido subiendo hasta llegar a superar el 0,80%,

La tendencia del selectivo español se mantiene en la misma línea que el resto de sus homólogas europeas. En el caso del Dax alemán y del Cac francés llegan a conseguir refuerzo por encima de los 11.000 y los 5.000 enteros, A nivel europeo uno de los más favorecidos ha sido el Dax alemán cuyo crecimiento ha estado directamente favorecido por la debilidad marcada por el euro dentro del mercado de divisas.

Despunte del sector automovilístico

Uno de los sectores más beneficiados en esta época de bonanza bursátil europea es el automovilístico. En el caso de Michelín nos encontramos con un ascenso de más del 10% en la Bolsa de París. Este crecimiento ha provocado una especie de acción en cadena, provocando a su vez el incremento en la cotización de los fabricantes de componentes de automoción, como Pirelli o Continental,

Pero no todo han sido buenos datos. Renault se ha quedado un tanto rezagado en el mercado de valores. Al igual que lo ha hecho el sector de lujo, con Kering a la cabeza, que ha tenido que soportar un duro golpe después de que sus resultados no hayan convencido en otros mercados con una competencia más dura, como por ejemplo el chino.

En el terreno nacional, los analistas continúan mirando con lupa al sector financiero. Parece que, por el momento, las únicas entidades que cuentan con una proyección alcista (según Jefferies) serían CaixaBank y Sabadell. Por su parte las previsiones menos favorables las tendrían Bankia y Santander.

Por su parte los inversores de renta variable, una vez más vuelven a verse condicionados por la evolución que va tomando el mercado de divisas. El dólar se sitúa por debajo de los 1,13 dólares, cuota más baja en lo que llevamos de año. El acuerdo para evitar el cierre de las Administración en EEUU ha claramente ha reforzado la posición de la divisa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *