Si el entorno internacional ya era bastante incierta en las jornadas anteriores, la situación en Venezuela no ayuda demasiado a tranquilizar los mercados. Hay que recordar que, además de la incertidumbre que aún sigue generando el Brexit y de la evolución de las relaciones comerciales entre EEUU y China, los inversores tienen la mirada puesta en un doble foco. Por un lado el resultado de la reunión que se está desarrollando en el Banco Central Europeo. Por otro está la publicación de los resultados de la Banca que también está prevista para el día de hoy.

Una jornada que empieza con fuerza

Pese a todo ello, el selectivo español ha amanecido con fuerza retomando la tendencia alcista con la que comenzó las tres primeras semanas del año. Después de un par de días de bache, en los que consiguió aferrarse a esa barrera psicológica de los 9.000 enteros, el Ibex inició ayer su camino de ascenso elevando hasta el 7% la revalorización acumulada en 2019. A la espera de la evolución de todos y cada uno de los focos candentes en el ámbito internacional, el Ibex 35 va camino de alcanzar los 9.200 puntos, su mejor marca en lo que vamos de año.

Hoy es protagonista, una vez más, el sector financiero. En concreto tenemos que hablar de Bankinter con un crecimiento en lo que va de sesión que supera lo 3,30 puntos. No le ha ido nada mal a la entidad financiera en el ejercicio anterior ya que consiguió un beneficio récord  de 526 millones de euros, una cifra tres puntos porcentuales por encima de las obtenidas en el año 2017. Las acciones de Bankinter despertaron con fuerza en la jornada de con un valor positivo del 2,19%, y con sus acciones por un precio superior a los 7,4 euros.

Bankia ha sido otra de las entidades que ha pisado con fuerza el parqué nacional, reforzando sus acciones en 2,5 euros. No le ha ido tan bien a CaixaBank que ha visto rebajada de forma considerable la valoración del HSBC bajando el precio por acción hasta los 3,8 euros.

Todas las miradas puestas en el BCE

La proyección del discurso del BCE tienen un especial impacto en el mercado de deuda pública. Las reservas del BCE a la hora de subir los tipos de interés parece haber calado con fuerza en los inversores. Si sumamos este recelo con la situación de incertidumbre política y económica que vive en ecosistema internacional, encontramos una justificación al incremento de las inversiones en renta fija.

Los mercados europeos van avanzando con la mirada puesta en el BCE. En el caso londinense ha tenido que hacer frente al importante incremento de la cotización de la libra en los últimos días. Este aumento ha incrementado la presión sobre las compañías del Ftse 100 que tienen una mejor y mayor exposición en el ámbito internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *