Cuentas de Santander. El Ibex 35 vuelve a situarse frente a los 10.000 que siempre parecen inalcanzables. Hoy te explicamos cuáles son las causas que provocan esta situación. Eso, sin olvidarnos del contexto inestable de los mercados en el que nos encontramos.

un fondo rojo con el logo de santander en el centro de color blanco

Las cuentas de Santander y los 10.000 puntos del Ibex 35

Antes la tendencia bajista había venido influenciada por el contexto político y la bajada de la bolsa estadounidense. Ahora la alcista parece haberse frenado por las cuentas de Santander. Y es que el Ibex 35 parece no superar esa barrera psicológica de los 10.000. No obstante, aparte de esa causa aparente, también puede deberse a la deuda y a la reciente subida del barril del petróleo.

Sin embargo, no podemos indicar que esas causas estén influenciando de forma negativa al Ibex 35. Si bien las cuentas de Santander pueden estar impidiendo alcanzar los 10.000 puntos, en realizar la bolsa española se está manteniendo estable al alza. Es decir, que está manteniendo unos índices con pequeñas subidas, pero subidas al fin y al cabo.

Sala del ibex 35 con los paneles de los gráficos al fondo

Los accionistas frente a las cuentas

La situación que ha rodeado a las cuentas de Santander resulta curiosa. Dejando de lado el contexto bajista anterior, el banco ha anunciado que va a recibir un beneficio de 2.054 millones de euros. Esto corresponde a un 10% más de ingresos, lo cual mejora las previsiones que se tenían respecto a las cuentas de Santander. Y, sin embargo, los accionistas no han recibido este dato como cabía esperarse. De hecho, podemos ver en los datos del Ibex 35 cómo las acciones de dicho banco han sido castigadas con números rojos. Lo irónico es que este hecho puede empeorar los datos positivos que habían anunciado sobre las cuentas del banco Santander.

Otros datos que frenan al Ibex 35

Pero como hemos comentando, no solo el banco Santander puede ser la causa de ese freno frente a los 10.000 puntos. También resulta significativo el encarecimiento del petróleo. Esto viene seguido también de una tendencia al alza de los intereses de la deuda en Europa. No obstante, la prima de riesgo se mantiene estable, así como el bono español llega al 1,30%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *