La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha aprobado los informes en los que se analizan la propuesta de Orden ministerial en el que se establecen los peajes de acceso de energía eléctrica así como de las instalaciones de gas natural para el próximo año.

Estos peajes de acceso son una serie de importes que terminan siendo repercutidos en la factura del gas y de la electricidad de los consumidores. Con estas cuotas termina por costearse el acceso a las redes de suministro tanto de gas como de electricidad.

Los peajes de electricidad en 2019

En las previsiones de ingresos de la Orden ministerial para el cierre de este año 2018 oscilaban en torno a los 17.700 millones de euros, lo que supone una disminución de 395 millones de euros con respecto al ejercicio anterior. La principal diferencia que justifica esta  modificación estriba en los menores ingresos que proceden de la facturación de estos peajes.

Por su parte en lo referente a los costes de acceso, con respecto al año 2018 se han llegado a reducir hasta 434 millones. En este caso nos encontramos con una disminución  motivada por la menor retribución específica de las instalaciones de generación peninsulares y la retribución adicional y específica de los sistemas no peninsulares.

La previsión de ingresos para el próximo año es un 0,8% inferior en comparación con el cierre de este año en curso motivada principalmente por la reducción de los ingresos de peajes de consumidores (unos 166 millones menos). Por su parte los costes totales previstos para el 2019 ascienden en 323,7 millones con respecto al año pasado, lo que supone un incremento del 1,9%.

Los peajes del gas el próximo año

En relación al sector gasista la CNMC sugiere que se reconsideren las previsiones de demanda de la Orden. Según su criterio quedaría infravalorado el número de clientes así como el volumen de carga en cisternas. En contrapunto se hace una sobrevaloración en la previsión de las capacidades contratadas y las facturadas.

Por su parte en cuanto a los ingresos previstos de cierre de 2018 y 2019 según la Memoria que acompaña a la propuesta de Orden, los ingresos regulados de 2018 no sería suficientes para cubrir con todos los costes previstos. Con todo ello se generaría un déficit de unos 0,4 millones de euros. En contrapunto se estiman un superávit de ingresos para el próximo año que superaría los 5,4 millones de euros.

La CMNC por tanto ha detectado errores en el procedimiento de facturación empleado para estimas los ingresos de las actividades reguladas previstos para 2018 y 2019 que reducirían los ingresos previstos en 16 millones y 21 millones respectivamente. Esto produciría un desajuste negativo de unos 16,5 millones en 2018 y de 15, 5 millones en 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *