Compañías eléctricas. Según algunos informes, actualmente las pequeñas compañías eléctricas están ganando terreno a las grandes como son Endesa, Iberdrola, gas natural, entre otras. Vamos a explicar a que se debe esa tendencia, así como también los entresijos de los negocios de la electricidad para evitar dudas o equivocaciones a la hora de contratar algún servicio.

La tendencia al alza de las pequeñas compañías eléctricas

Algunas de las pequeñas compañias eléctricas que han irrumpido en el mercado, tales como Fenie, Holaluz, Factor, Aldro o Podo, están consiguiendo datos de récord. Dichos datos están relacionados con la captación y el incremento en los clientes. Esto supone, a su vez, una reducción en los mismo clientes por parte de las grandes empresas como son Endesa, Gas Natural, Iberdrola, EDP o Viesgo. De hecho, la totalidad de esos clientes se sitúan alrededor de los 1,6 millones de clientes, lo cual es bastante considerable.

edificio de Endesa con focos iluminando el cartel y con una torre al fondo

Dicha captación, a parte de la cantidad en número de clientes, supone, a su vez, alrededor del 20% de los clientes. Viendo la cifra teniendo en cuenta el total, se entiende la magnitud o la importancia de este hecho. Después de todo, que el 20% de los clientes decidan irse de las grandes compañías eléctricas para decantarse por las nuevas, sin duda, no debe suceder sin motivo.

Y es que, aunque más adelante vamos a analizar con más detenimiento el porqué de este hecho, podemos intuir el principal motivo. Y es que hay una preocupación generalizada por la subida del precio de la luz. El encarecimiento de los costes y las tarifas está produciendo una huida de las grandes empresas. Dicha huida se está traduciendo en las cifras que ya hemos comentado. Es decir, que los clientes cada vez más están prefiriendo las ofertas que están lanzando las pequeñas compañías eléctricas. Pero veamos con mayor detenimiento qué supone esta tendencia.

El contexto de las pequeñas compañías

Para comprender la magnitud de estos datos, hay que entender de dónde venimos, o más bien cómo estaba el ser de la electricidad. Y es que durante el año anterior, 2017, estas pequeñas compañías eléctricas han aumentado sus clientes logrando a cantidad de 1,6 millones antes mencionada.

Pero el hecho resulta que durante los últimos años este crecimiento ha ido cuesta arriba. Y es que hace diez años que empezó el mercado de libre competencia en el sector de las compañías eléctricas. Pero en un principio, las pequeñas empresas no tenían un crecimiento tan significativo como hasta ahora.

Aparte de este hecho, hay otro dato en el que podemos fijarse, que también supone un cambio de paradigma. Es el hecho de que muchos de los clientes, y cada vez más, están pasando de tarifas reguladas a otras de precios libres. Así pues, ya sea desde las compañías eléctricas grandes o de las pequeñas, vemos cómo los clientes están prefiriendo al segunda opción. Esto, a pesar de que las tarifas de precios libres no suponen mejores condiciones que las tarifas reguladas. Sea como sea, vamos a ver las críticas de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia respectos a las grandes compañías eléctricas.

 

Las malas prácticas de las grandes compañías de electricidad

Como ya hemos comentado, uno de los principales motivos de esta tendencia es la subida de los precios de la luz. Pero existe otro que, a su vez, llama la atención a los expertos. Y es el hecho de que las compañías eléctricas están incrementando su captación a pesar de que venden tarifas o generan negocio entre mucha confusión. Con confusión nos referimos al hecho de que no aclaran en qué consisten dichas tarifas o bien venden las condiciones, influenciando según lo que más les interese y no por la realidad.

Concretamente, la CNMC ha realizado un estudio en el que puede verse que las compañías eléctricas usan expresiones negativas o positivas en función de la tarifa que quieran vender. En este caso, las positivas coinciden con las tarifas de libre mercado, mientras que las negativas lo hacen en las tarifas reguladas. Y, a pesar de que muchos puedan opinar que se trata de marketing, la CNMC denuncia este hecho, puesto que al final los clientes contratan los servicios de las compañías eléctricas sin tener suficiente información.

Por ese hecho, además de que las grandes compañías eléctricas tienen el mismo canal de atención al cliente para diferentes servicios, la CNMC pide más justicia de cara al consumidor. Y es que esta comisión defiende el hecho de que se regule tales prácticas para que los consumidores tengan el derecho a tener una mayor información de los servicios que tienen disponibles por parte tanto de las grandes como de las pequeñas compañías eléctricas.

Los informes de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia

Pero la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia no se ha quedado simplemente en denunciar este hecho, sino que ha empezado a investigar a dichas compañías. El objetivo es hacerse pasar por cliente para descubrir qué información se puede obtener y si esta implica un contexto justo entre vendedor y cliente.

Y es que las grandes compañías eléctricas están utilizando la misma atención al cliente tanto para tarifas reguladas como para las tarifas de libre mercado. Este hecho provoca que sean capaces de hacer que los clientes contraten la segunda opción, lo cual resulta en bastantes ocasiones mayores beneficios para estas empresas.

Es por este hecho, que la Comisión denuncia y pide al Gobierno una mayor regulación. Y, además, es también por este motivo por el cual no nos sorprende que los clientes estén migrando hacia las pequeñas compañías eléctricas. Aunque, al fin y al cabo, estas solo pueden ofrecer las tarifas de libre mercado, puesto que las reguladas solo están a disposición de las grandes empresas como Endesa, Iberdrola, Gas Natural, EDP o Viesgo. No obstante, está por ver el desarrollo de estos hechos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *