Hojas y calculadora para calcular los impuestos a pagar

Los impuestos son los tributos que deben abonar los ciudadanos. A través de ellos se obtiene gran parte de los ingresos públicos para financiar las necesidades colectivas. Se pueden hacer diversas clasificaciones de los impuestos que pagamos. La más conocida es la diferenciación entre los impuestos directos e indirectos. La principal distinción entre ambos es qué gravan o sobre qué se aplican.

Hojas y calculadora para calcular los impuestos a pagar

Impuestos directos e indirectos

Si tenemos en cuenta la base sobre la que se aplican se diferencia entre impuestos directos e indirectos. Los directos gravan la riqueza que tienen las personas. Este tributo tiene en cuenta los ingresos y el patrimonio de un ciudadano. Son de carácter progresivo, es decir, su importe a pagar está relacionado con la renta y el patrimonio de la persona que lo abona. Esta contribución recae sobre las personas físicas o entidades.

Los impuestos indirectos, por su parte, gravan la forma en que dicha riqueza se utiliza. En este caso, su tipo impositivo es de carácter constante, la cantidad abonada no varía en función de la situación económica. Esta contribución recae sobre los bienes o servicios. Depende del producto en sí y no de las características o propiedades que tenga el contribuyente.

Es resumen, la diferencia entre los impuestos directos e indirectos es:

– Los impuestos directos gravan la riqueza en sí misma, renta o patrimonio que se posee.
– Los impuestos indirectos gravan la utilización que se hace de esa riqueza, el consumo.

Clasificación de los impuestos

Según la clasificación, los principales tributos vigentes en España se pueden encontrar en el sitio web de la Agencia Tributaria:

Impuestos directos:

1. Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)

Es la declaración de la renta que la mayoría de los contribuyentes deben presentar. Se grava la renta obtenida por las personas físicas con residencia en España a lo largo de todo un año. Es el más significativo del sistema tributario.

El IRPF es un tributo de carácter directo, personal, subjetivo, progresivo, periódico y con gravamen de renta.

– Es directo porque su tributación recae sobre la renta de un contribuyente con riqueza o capacidad económica.
Personal porque el hecho imponible se imputa a una persona y no sobre un bien.
– Es subjetivo porque se tiene en cuenta la renta en relación a la situación personal de cada persona física. Se tiene en cuenta la edad, el grado de discapacidad o las personas a su cargo.
Progresivo porque a mayor base imponible, se declara en un porcentaje superior de esa renta.
Periódico porque tributa cada determinado tiempo, un periodo impositivo, que generalmente coincida con el ejercicio natural.
– Con gravamen de renta de acuerdo con su naturaleza cada uno de los componentes se incluyen en la base imponible de forma diferente atendiendo a su origen.

Además, si eres autónomo, te mostramos cuánto se paga como autónomo de IRPF.

2. Impuesto sobre la Renta de no Residentes

Se trata de un impuesto que recae sobre el patrimonio que obtienen en España personas que no viven en el país.

3. Impuesto sobre Sociedades

Este gravamen recae sobre el beneficio que consiguen las empresas o sociedades mercantiles en el desarrollo de su actividad. Se aplica sobre el beneficio neto, una vez descontados los gastos que ha necesitado realizar la empresa. Es el contrario del IRPF.

Es importante conocer el tipo impositivo del impuesto de sociedades que se aplica:

– Tipo general del 25% para todo tipo de empresas vigente desde el 1 de enero de 2016.
– Tipo reducido del 15% para emprendedores. Se comenzará a aplicar en el primer periodo en el que la base imponible sea positiva y en el siguiente.
– Reducido del 20% para las sociedades cooperativas.
– Reducido del 10% para asociaciones y fundaciones de utilidad pública y de las entidades sin fines lucrativos.
– Del 25% para otras entidades como las mutuas de seguros generales, sociedades de garantía recíproca, cooperativas de crédito, colegios profesionales, asociaciones empresariales, cámaras oficiales, sindicatos de trabajadores, uniones y federaciones de cooperativas…
– Tipo reducido del 1% para sociedades de inversión.

Si quieres conocer más detalles sobre el impuesto de sociedades, aquí tienes toda la información.

Mujer calculando los impuestos en un ordenador

4. Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones

Este impuesto lo abonan las personas cuando reciben dinero o bienes gratuitamente. No se trata de un trabajo o servicio que se ha realizado para conseguir ese dinero. En este apartado se incluyen las herencias de personas que han fallecido o bien, los casos en los que se recibe una donación por parte de una persona viva.

5. Impuesto sobre el Patrimonio

Se aplica sobre la posesión de los bienes y derechos que tiene una persona, su patrimonio personal. A este hay que restarle las cargas, deudas y obligaciones a las que hacen frente las personas. Es un tributo cedido a las Comunidades Autónomas.

6. Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI)

Hace referencia al tributo que se aplica sobre la posesión de una vivienda y otros tipos de edificaciones. El período voluntario va desde el 1 de octubre al 30 de noviembre.

7. Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE)

Este impuesto grava la actividad emprendedora. Se abona en el municipio donde se ejerce la actividad económica.

8. Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (impuesto de circulación)

Es más conocido como impuesto de circulación. Se debe abonar por el simple hecho de tener en posesión un automóvil que puede circular por la vía pública. Se use o no, se debe pagar, mientras no se dé de baja el vehículo.

El calendario tributario marca como periodos de pago voluntario de tributos del 1 de abril al 31 de mayo.

9. Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana

Conocido habitualmente como plusvalía municipal o arbitrio de plusvalía. Se encuadra en el sistema tributario local donde se grava el incremento de valor de los terrenos urbanos. En consecuencia de la transmisión de la propiedad por cualquier título o constitución de cualquier derecho real de goce en estos terrenos.

En relación a los impuestos directos e indirectos, encontramos que los indirectos son aquellos que afectan a todos los ciudadanos. Normalmente son aquellos que pagamos sin darnos cuenta al comprar un producto.

Impuestos indirectos

1. Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA)

Dentro de la clasificación el impuesto indirecto es el más conocido y extendido. El IVA es la carga fiscal sobre el consumo. Recae en el consumidor final, es decir, las personas que consumen un determinado producto o servicio. Cada uno de los miembros de la cadena de producción de un producto va trasladando su IVA al siguiente eslabón de la cadena que finaliza en los consumidores.

Es un tributo regresivo debido a que no todos los ciudadanos pagan por igual. Y no todos los productos tienen el mismo IVA, dependiendo de la necesidad de un producto. Te enseñamos los más importantes:

IVA general (21%)

Es el aplicado por defecto a los productos y servicios como los electrodomésticos, tabaco, hostelería, peluquería, productos sanitarios….

IVA reducido (10%)

En este tipo de impuesto se incluyen bienes como alimentación, agua, medicamentos para animales, gafas, lentillas o viviendas y servicios como transportes, restaurantes, limpieza de calles y parques públicos, recogida de basuras, algunos servicios culturales (museos, bibliotecas…), exposiciones y ferias comerciales…

IVA superreducido (4%)

Aquí se encuentran los productos de primera necesidad como la leche, el pan, los huevos, las verduras, los cereales o el queso. También los libros, periódicos y revistas no publicitarias, medicamentos de uso humano, viviendas de protección oficial…

Servicios exentos de IVA

Los servicios médicos y sanitarios, educación y formación, sociedades culturales y del deporte, operaciones financieras y de seguros y alquiler de viviendas.

Aquí te dejamos una calculadora muy sencilla del IVA. Para obtener este valor solo hay que cumplimentar la casilla con el porcentaje de IVA que queremos saber cuánto resultará en euros y el precio sobre el que se calcula. Por ello, 21% de 5 euros = 1,05 euros de IVA.

Ticket muy largo con una lista de la compra y alimentos alrededor

Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITP)

Cuando compramos un coche de segunda mano o una casa se nos exige antes de registrar en Tráfico en vehículo que se abone a la Comunidad Autónoma el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.

Se hallan sujetos al ITP tres hechos imponibles que son las transmisiones patrimoniales onerosas (como los arrendamientos o la compraventa de bienes muebles e inmuebles). También las operaciones societarias (como el aumento o disminución de capital, la disolución de empresas, etc…). Y por último, los actos jurídicos documentados (como las escrituras, actas, documentos notariales, mercantiles o administrativos…).

Impuestos especiales

Es el gravamen aplicado a determinados bienes de consumo como por ejemplo el tabaco, el alcohol o el combustible, electricidad, carbón, etc… No tienen relación con la renta disponible. La Agencia Tributaria es el organismo que se encarga de recaudar los recursos que generan los impuestos especiales. Sin embargo, no los cobra directamente.

Renta de Aduanas

Carga la compra de bienes desde cualquier país que no pertenezca al Territorio Aduanero Comunitario de la Unión Europea.

Tras este último tributo, concluimos el repaso por los impuestos directo e indirectos que existen en España. ¿Conocías todos los impuestos directos e indirectos que hay?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *