Persona haciendo gráficos y cálculos en una tablet con diferentes papeles y bolígrafos sobre la mesa
Persona haciendo gráficos y cálculos en una tablet con diferentes papeles y bolígrafos sobre la mesa

A pesar de que las empresas que quieran pueden seguir publicando sus informes financieros trimestrales ya no será imprescindible. Para muchas compañías este proceso supone una gran carga o les implica sufrir “presiones cortoplacistas”. Es por ello que este anteproyecto de ley modificará la Ley de Sociedades de Capital.

Modificación del artículo 120

Además de esta ley se recogen otras normas financieras, el Ministerio la ha sacado a audiencia pública hasta el 14 de junio. Esta nueva modifica el artículo 120 de la Ley del Mercado de Valores. Por la cual las empresas que cotizan mediante acciones en mercado regulados deben publicar informes trimestralmente.

La intención principal es equiparar la norma española a la práctica habitual del resto de países y mercados de la Unión Europea. Muchas empresas siente gran presión por los plazos tan cortos en la entrega de estos informes. De hecho lo conocido como “capitalismo trimestral“, que es la imposición de entregar resultados financieros cada vez más al alza.

Esto tiene efectos en el crecimiento económico, el empleo y la productividad. Ya que la presión por maximizar todos los beneficios genera incertidumbre en las empresas. Otras novedades que incorpora esta ley es la política de transparencia de inversores institucionales, gestores de activos y asesores de voto. Mucho más flexible y a disposición de la directiva.

Nuevas obligaciones para las entidades

Cabe decir que primero se modifica la Ley de Instituciones de Inversión Colectiva y la Ley de Entidades de Capital Riesgo. Esto obliga a las empresas gestoras de estas entidades a elaborar una política de implicación.  Deberán explicar cómo integrar a los accionistas en la política de inversión y cómo se ha ejercido el derecho de voto en las juntas.

Especialmente en aquellas votaciones más importantes o en el recurso a los servicios de asesoría de voto. Otra obligación es la impuesta a los gestores de activos con los inversores institucionales. A partir de ahora, cada año tendrán que dar a conocer los acuerdos de gestión de activos. Además de las estrategias de inversión, aplicación y la contribución al rendimiento a medio y largo plazo.

Varias personas haciendo una reunión en una sala iluminada con varios cafés y ordenadores sobre la mesa. Uno de llos con el ordenador en alza.

Mejoras en otras cuestiones empresariales

Algunas de las mejoras de la normativa son en relación al gobierno corporativo y de funcionamiento. Esto supone eliminar la obligación de publicar dichos informes financieros trimestrales, pero también de otros aspectos. Como que los consejeros de las sociedades que coticen sean forzosamente personas físicas.

Además, el derecho societario española a las “acciones de lealtad“, donde se contempla un voto adicional que permite contemplarlo en los estatutos sociales. Es por ello que estos mismos estatutos otorgarán derecho de voto adicional a las acciones de un titular. Concretamente cuando haya sido ininterrumpido durante un mínimo de dos años.

También se reforma la disposición adicional séptima de la Ley del Mercado de Valores. Esta exceptúa de la obligación de publicar aquellos informes anuales de gobierno corporativo. Pero lo delimita a las emisiones de valores que no tendrán que difundir este informe y entidades en las que España no sea su estado de origen.