¿Cuánto se paga como autónomo? El impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) es un tributo que grava la renta obtenida por las personas físicas, en este caso de los autónomos. La deducción en este impuesto en los gastos de la actividad empresarial es muy importante además de conocer cuáles son todos estos importes a desgravar en tu IRPF.

Hacienda señala que una de las faltas más frecuentes que comenten los autónomos es la deducción irregular de los gastos. Por ello, los criterios que ha establecido la Agencia Tributaria son los siguientes:

Cuánto se paga como autónomo, criterios

hojas con bolígrafos y monedas encima

– Que estén sujetos a la actividad económica que desarrolla el autónomo. Esa vinculación a la actividad puede generar dudas. Es por ello que es mejor dejar buena constancia de esta relación como se señala en el segundo de los criterios.
– Deben estar debidamente justificados a través de factura simplificada. También existen gastos que puede ser deducibles sin factura. En este caso sólo re requerirá para su deducción un recibo.
– Todos estos importes deben estar contabilizados correctamente en los libros obligatorios de gastos e ingresos.

Gastos que se desgravan en el IRPF

Hay una serie de elementos que hay que deducir, los cuales Hacienda permitirá que introduzcas en tu declaración de la renta y aquí detallamos los que son. Siempre y cuando vayan vinculados con la actividad económica del autónomo.

1. Gastos de explotación

En esta sección se deben incluir los materiales que la empresa del autónomo ha comprado para el desarrollo de su actividad, el mantenimiento de las instalaciones o producción.

2. Sueldos

Aquí se incluyen tanto los gastos generados en viajes, dietas y retribuciones en especie de los trabajadores a cargo del autónomo o propios. Siempre y cuando se conserve la factura o tickets que confirmen las compras.

3. Cotizaciones a la Seguridad Social

manos de dos personas con móviles y tabletas alrededor y una mochila al lado

Tanto de los empleados contratados como del propio autónomo. Uno de los gastos deducibles por el autónomo es la cuota de autónomos.

4. ¿Si trabajo desde casa?

Si ejerces el desarrollo de tu actividad en tu propio domicilio deberás notificar a Hacienda el porcentaje de la vivienda que está dedicada al desempeño de tu labor. Y diferenciar si la propiedad está en propiedad o alquilada. Arrendamientos, alquileres…

5. Deducir vivienda en propiedad

En tu declaración de la renta los gastos referidos a la titularidad de la casa, tales como el IBI, el seguro, los intereses, comunidad, etc… Se deducen de forma proporcional a la parte de la vivienda destinada a la actividad en relación al total de su extensión.

*Los importes que hacen referencia a los suministros de la vivienda no se deducen en el IRPF.

6. Gastos financieros

Se incluye aquí si pides un préstamo o un crédito y los aplazamientos en el pago de las deudas.

una chica apoyada en una mesa en una oficina que tiene puesta una chaquetilla con puntos

7. Las amortizaciones

Las amortizaciones de bienes muebles e inmuebles se calculan en función de los porcentajes de la tabla de amortizaciones simplificada de Hacienda.

8. Servicios externos

Constan aquí gastos de notaría, seguros, abogacía o publicidad entre otros como estos.

9. Teléfono

Los gastos de telefonía se agrupan también dentro de los deducibles en el IRPF. No obstante, si utilizas el mismo teléfono para tu vida personal y profesional no será posible deducir su gasto.

10. IVA

un chico con gafas sentado y mirando un ordenador portátil de la marca mac

El IVA soportado que no pueda ser deducible en la declaración trimestral podrá ser deducido más adelante. En concreto podrá hacerse en el IRPF por el total de la factura (base imponible + IVA).

11. Otros gastos

La adquisición de libros de actividad, suscripciones, la formación o la asistencia a congresos también se introducen.

Gastos que no se desgravan en el IRPF

Hay que tener un especial cuidado porque no todos los gastos afectos a la actividad económica de los autónomos son deducibles.

Vehículos. Solo se pueden deducir los gastos de automóviles en caso de que estén destinados al transporte de mercancías, los enfocados a dar servicios a viajeros a través de contraprestación, los destinos a los lugares de los representantes o agentes. El IVA incluido en el modelo 303, los donativos, pérdidas del juego, multas, sanciones y recargos emitidos de Hacienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *