Logo de Supermercados Dia

Día abandonó el Ibex 35 la semana pasada, pero cerrando su mejor sesión en Bolsa ayer mismo, con una revaloración del 25% en sus acciones. A la espera de un posible acuerdo de refinanciación, y posterior subida del valor de las acciones, la Comisión Nacional del Mercado de Valores ha tomado la decisión de suspender la cotización de Día. 

Logo de Supermercados Dia
Fuente: Alex Mar

Los planes de Día

La empresa pretende ampliar su capital en 600 millones de cara a Marzo. Pero antes de que la junta se reúna para aprobar esta ampliación, el grupo recibirá una inyección de 200 millones para intentar hacer frente a sus obligaciones hasta ese mes. Además, se deshará de todas las inversiones realizadas a Max Descuento y Clarel. Eso podría reportar unos 200 millones extra.

La suma de todos estos factores sería un paso adelante para lograr reducir la deuda de Día. Actualmente, se compone de 900 millones en deuda bancaria (principalmente a BBVA, Santander y Société Générale, pero también  Sabadell, Deutsche Bank y CaixaBank) y otros 900 millones en bonos.

El magnate ruso Mikhail Fridman, de Letterone (empresa que ha llegado a poseer el 29% de las acciones de Día), ha mostrado su desacuerdo con el plan. Según Letterone, esta refinanciación no sería suficiente para hacer frente a las deudas y el actual consejo es incapaz de lidiar de forma efectiva con los retos que esperan a la empresa. Letterone expresaba este descontento en una carta enviada a Richard Golding, Presidente interino del grupo.

La importancia de esta operación

Esta refinanciación es particularmente vital para Día y su plan de futuro.   S&P Global ya dio señales de alarma al afirmar que Día necesitaba desesperadamente una refinanciación si quería evitarse pasar por un momento “difícil e incierto”. Dicho acuerdo se estaría ultimando para lograr recibir el dinero antes del fin de año, lo cual permitiría a la cadena contar con, al menos, cierta liquidez. A más tardar, el movimiento debería firmarse el 31 de Diciembre de 2018. S&P Global advertía:

“Sin una refinanciación a tiempo, creemos que existe un mayor riesgo de déficit de liquidez en los próximos siete meses”

Irónicamente, Día sufrió una importante expansión desde el 2011 al 2016, abriendo nuevos establecimientos e incrementando considerablemente su nivel de ventas. Una estabilidad, gracias en parte a su modelo de bajo coste, de la que ahora carece por la llegada de otros supermercados que ocupan la misma franja y target que Día.

Con este aumento de capital, Día espera atraer a nuevos inversores. Además, Antonio Coto (Consejero Delegado de Día) ya ha presentado un plan  de cierres, ventas y desinversiones para intentar lidiar con la situación tan pronto como sea posible y tomando las medidas oportunas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.