Todas las empresas necesitan un plan de negocios para salir adelante. Mas o menos todos los planes de negocio para emprendedores tienen los mismo apartados. El plan de negocios es muy importante, porque determinará  si una empresa obtiene financiación o no. Es el gancho para captar a la gente y convencer que el plan establecido funciona.

Es un error muy común confundir entre plan de negocios, plan de empresa y plan de marketing. Los dos primeros, son prácticamente lo mismo. Y el tercero es una parte de los otros dos.

  • plan de negocios: se trata de un negocio que comienza. Y que tiene que añadir información sobre los tramites de constitución de la empresa para ponerla  en marcha. Sirve para analizar una idea de negocio al detalle.
  • plan de empresa: es el plan que se realiza por parte de una empresa que ya está en marcha. En estos casos es necesario convencer a inversor que el plan merece la pena, y para ello habrá que ser sugerente, tentador, ocurrente y preciso.
  • plan de marketing: no es sólo tener una idea de un producto que cubra una necesidad sin satisfacer. Sino que además sabemos como venderla.

Plan de negocios

El plan de negocios para emprendedores es básicamente un documento escrito de unas 30-40 caras. En él se incluye los objetivos de las empresas, las estrategias para conseguirlas. Así como la estructura organizacional, la inversión que se quiere realizar y las soluciones para resolver futuros problemas. Una planificación minuciosa que dará viabilidad a tu proyecto y con el que se ganará la confianza de los inversores.

En este documento también se pueden encontrar otros aspectos clave como la definición de lo que queremos vender, qué productos o servicios se ofrecen. A qué público está dirigida la oferta y quiénes son los competidores que hay en el mercado. Es importante también tener claro y dejar reflejado en el plan de negocios, la cantidad de recursos que se necesitan para comenzar las operaciones, la forma en la que se invertirán y cuál es el margen de utilidad que se quiere alcanzar.

En todo plan de negocios para emprendedores es necesario incluir el presupuesto de tesorería (análisis de la empresa en relación a ingresos y gastos)  y el análisis de la viabilidad económica y financiera. Y para ello además habrá que hacer un estudio de mercado.

Cómo prepararlo

  1. Descripción del producto: es el primer paso para dar seguridad al inversor. Para ello, se especifica la rama de actividad y se determina la función del producto o servicio.
  2. Análisis de mercado: con él se podrá identificar la viabilidad del nuevo negocio. Por esa razón, se deberá establecer una investigación rigurosa sobre el mercado y la viabilidad de la futura empresa. A partir de sus fortalezas y debilidades.
  3. Marketing: en este paso se determina cómo va a ser publicitado al  cliente. Tanto en precios, distribución de la información y estrategias.
  4. Plan  operacional: este paso se basa en pensar lo que se necesitará para poner el plan de negocio en marcha. estableciendo el perfil de profesionales que se requieren y su remuneración. Siempre teniendo en cuenta todas las variables anteriores.
  5. Plan financiero: se trata del paso más importante. En el se establecerá, en este punto la inversión total para el funcionamiento de la empresa en el mercado. ar ello, se necesitaran una estimación de los costes fijos, la necesidad del capital de trabajo y una previsión de facturación anual.
  6. Diseñar escenarios: idear posibles escenarios ayudará a prever futuras soluciones. Realista, pesimista u optimista son algunas de ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.