Las propinas también recaudan impuestos. Ésta es la es la forma con la que Hacienda intenta controlar las remuneraciones de los establecimientos por las propinas. Y así lo indica la legislación vigente. En concreto el artículo 17.1 de la Ley 35/2006 del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. En dicho artículo se especifica que estas cantidades recibidas en concepto de propinas son entendidas como un rendimiento del trabajo. con todo ello están sujetas a la tributación por IRPF.

Sin embargo, es difícil determinar si realmente éstas tributaciones se están llevando a cabo por todos los establecimientos. Hacienda no tiene un plan específico para controlar las propinas. “Es muy difícil de controlar” asevera Carlos Cruzado, del Sindicato de Técnicos de Hacienda. Incluso los propios inspectores de Hacienda hablan sobre la dificultad de controlar las propinas en efectivo. Por el contrario, si el pago de las propinas se realiza con tarjeta es más fácil de inspeccionar, aunque no es lo común.

La Dirección General de Tributos sobre las propinas

De acuerdo con una consulta vinculante de la Dirección General de Tributos, las cantidades percibidas como propinas que recibe un empleado forman parte de sus rentas de trabajo. Por lo tanto están sujetas al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. De ésta manera la empresa en cuestión está obligada a retener e ingresar las propinas. Tal y como señala el artículo 76, apartado 1 de la Ley 35/2006 del IRPF aprobada en el año 1999.

El Presidente de la Asociación Española de Asesores Financieros y  Tributarios, José Manuel Sánchez Morán ha destacado que las propinas deberán incluirse “como rendimiento variable en su declaración del IRPF. Por lo que incrementarán el rendimiento obtenido por éste como salario y, consecuentemente, los impuestos relacionados con dichos ingresos también se incrementarán”.

El presidente de la AEAFT también considera que “en la medida en que las propinas recibidas por la entidad tengan la consideración de ingreso contable, el importe de las mismas deberá integrarse en la base imponible del Impuesto sobre Sociedades del período impositivo correspondiente, en los términos previstos en el artículo 11 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades”. Por otro lado asegura que las propinas no deben tributar en IVA o el Impuesto de Sociedades. Únicamente debería hacerlo sobre la renta.

La realidad

Cabe añadir que si tenemos en cuenta la reforma del IRPF por parte del Partido Popular y Ciudadanos a comienzos de éste año 2018, los trabajadores con rentas inferiores a 14.000 euros anuales no tienen la necesidad de pagar el tributo sobre la renta. En el caso de éste sector, un camarero que gane 1.000 euros en 14 cuotas quedaría exento de tener que pagar el IRPF. Pero si se tienen en cuenta las propinas, sí tendrá que hacerlo. Una situación que puede dificultar a muchos trabajadores el llegar a fin de mes. Si nos centramos en éste ejemplo las retribuciones podrían llegar hasta los 760 euros anuales.

Un gesto de generosidad que es obligatorio en otros países como Estados Unidos, Canadá o la República Checa. En éstos países, las propinas debe rondar entre el 20% y el 30% de la suma de la cuenta. Por el contrario, en el caso de España, ésta remuneración ronda entre los 20 céntimos y los 2,50 euros. Y en algunos casos aislados entre 5 y 10 euros.

7 thoughts on “¿Las propinas deberían tributar en Hacienda?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *