• La compañía no asignó correctamente los costes fijos que determinan el precio de cobro a sus rivales.

  • Este error supuso una ventaja competitiva para Telefónica.

La CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) multa a Telefónica con 1,5 millones de euros por la comercialización de “Movistar El Partidazo”. El fraude se produjo entre 2.016 y 2.017. Se ha considerado que el gran magnate de las telecomunicaciones ha incumplido parte de los acuerdos. En relación a los costes fijos que cobró a sus rivales por el susodicho canal de pago.

En consecuencia, el resto de los operadores de la competencia interesados en contratar el canal “Partidazo”, afrontaron mayores costes. Mientras que para Telefónica se produjo un descendimiento de los costes. Es por todo ello que la CNMC ha impuesto dicha sanción por valor de 1,5 millones de euros, de acuerdo con lo previsto en el art. 63 de la Ley de Defensa de la Competencia (LDC).

La sanción forma parte de la labor de vigilancia que realiza constantemente la CNMC. Principalmente, para verificar que Telefónica cumple con los compromisos derivados de la compra de DTS. Desde que la empresa de telecomunicaciones adquirió el 56% de DTS, que poseía anteriormente el grupo Prisa.

En 2.015, CNMC autorizó a la operación de concentración de Telefónica y DTS. Condicionada a una serie de compromisos en el mercado de la televisión de pago. Entre otros estaba poner a disposición de la competencia una oferta anual de contenidos con canales premium. Además, se fijó la replicabilidad de los productos con estos canales y el acceso no discriminatorio de sus clientes de internet a contenidos de televisión de pago a operadores OTT.

Telefónica tomó en consideración un número de abonados propios inferior al que debería de haberle correspondido para el reparto inicial del coste mínimo garantizado del canal “Movistar Partidazo” durante julio de 2.016. En consecuencia, el resto de operadores interesados en contratar el canal, afrontaron mayores costes. Mientras que para Telefónica, se produjo una reducción de los costes.

Se insta a la Dirección de Competencia para que vigile el cumplimiento de la resolución y prosiga la vigilancia del expediente de Telefónica y DTS. Esta resolución pone fin a la vía administrativa, y se puede interponer recurso contencioso-administrativo en la Audiencia Nacional.

La vigilancia de los compromisos que ofrecen las compañías en los procesos de compra de otras empresas  es un mecanismo que prevé la Ley de Defensa de la Competencia (LDC). Así se asegura el total cumplimiento de las obligaciones adoptadas para preservar la competencia leal en los mercados.

Telefónica, por su parte, recurrirá esta sanción que considera “excesiva”. Según las consideraciones de la empresa  no hubo perjuicio alguno para sus competidores, tal y como han informado a Europa Press en fuentes de la operadora. La propia compañía de telecomunicaciones declara que devolvió las cantidades erróneamente calculadas sin requerimiento de nadie en cuanto el error fue reconocido.

La CNMC ha dictado ya varias resoluciones, en varias ocasiones, en el marco del citado expediente de vigilancia a Telefónica. Y Competencia recuerda que tras esta última resolución, se pone fin a la vía administrativa. Y puede ser recurrida mediante la Audiencia Nacional en el plazo de dos meses desde el día siguiente a la jornada de notificación de la resolución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *