María Jesús Montero, ministra de Hacienda, ha hecho declaraciones respecto a como se actuará en relación a los bancos. Bajo la opinión de la misma de que la siguiente actuación irá bien para su reputación, la ministra ha anunciado una mayor presión fiscal para la banca.

La presión fiscal que Montero prepara para la banca

Las siguientes declaraciones de la ministra de Hacienda se han producido en medio de una entrevista de TVE. Montero no ha dudado en habla de las actuaciones que el gobierno va a llevar a cabo respecto a los bancos. El objetivo, tal y como afirma, es el hecho de que se aumente la presión fiscal de estos y que paguen una mayor cuantía a través del impuesto de transacciones financieras y del de Sociedades. Es decir, que sí se le exigirá a los bancos que pagues más. No obstante, la ministra también ha añadido que, en caso de que esta solución no fuera suficiente, bien podría optarse por aplicarse ese supuesto impuesto a la banca.

Respecto a las cifras, podemos comprobar que el mínimo que “sufrirían” las entidades financieras a través del impuesto de Sociedades sería la carga de un 18%. Mientras que, por otro lado, Montero afirma que los bancos aportarían más a través del impuesto de transacciones financieras.

María Jesús Montero hablando delante de dos micrófonos de un atril con el logotipo del Psoe detrás

Las justificaciones del aumento de la presión fiscal

Indudablemente, una de las razones principales para justificar tal subida de la fiscalidad, viene de la necesidad de recaudar más para las arcas públicas. No obstante, existen otras razones con las que explicar por qué es necesario hacerlo precisamente a los bancos.

Montero menciona que el hecho de que los bancos vayan a aportar más va a ser positivo para ellos, más que negativo. Después de todo, tras su rescate en la última crisis, su imagen se ha visto perjudicada y ahora este acto podría mejorarla. De hecho, la ministra se reafirma al comentar que nadie parece poner pegas a esta decisión, lo cual, a su parecer, apoya la opinión de que existe una mala imagen de la banca.

Finalmente, también se comenta en la entrevista el hecho de que en España no existe una gran presión fiscal. De hecho, todo lo contrario, pues al parecer nuestro país es ocho puntos inferior en estos términos.

Respecto a los presupuestos

No obstante, los presupuestos siguen bloqueados por la falta de apoyo, principalmente, del PP. Este hecho no resulta beneficioso para nadie y la ministra no duda en recalcar que, al detener su evolución, no se hará más que perjudicar al déficit, la Seguridad Social y demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *