Es curioso, pero la tasa de empleo no es una máxima universal que se comporte igual en todo el mundo.
La gráfica inferior nos muestra la evolución de la tasa de desempleo desde enero del 2000 hasta diciembre de 2016. El promedio para las personas de color e hispanas fue sustancialmente mayor que el de los caucásicos o asiáticos.

imagen con una gráfica en color rojo acerca del desempleo

Para empezar, en promedio, la tasa de desempleo entre las personas de color es:
– 34% mayor que la de los hispanos.
– 93% mayor que la de los caucásicos.
– 104% mayor que la de los asiáticos.

Pero si restringimos la muestra a solo aquellos con título universitario, la tasa de desempleo para las personas de color es de 19%, 65% y 31% mayor que la de los hispanos, caucásicos y asiáticos, respectivamente. Estos datos sugieren que las iniciativas políticas para mejorar el acceso a la educación superior para las minorías pueden ayudar a reducir algunas de las disparidades en el mercado laboral.

Dicho esto, las discrepancias persisten incluso teniendo en cuenta el nivel educativo, ya que las personas de color e hispanas tienen en general las tasas de desempleo más altas, incluso en comparación con sus pares de educación similar.

una gráfica de color rosa con un mapa del mundo acerca del porcentaje de trabajadores sin contrato permanente

Geografía y disparidades de empleo

La dispersión geográfica es un factor importante a considerar. Entre los hogares con ingresos similares, las personas de color suelen vivir en zonas con una mayor depresión económica que las caucásicas, lo que aumentaría su tasa de desempleo. Además, las evidencias sugieren que los inmigrantes hispanos suelen quedarse cerca de su lugar de origen, mientras que los asiáticos pueden escoger el lugar basándose en las oportunidades económicas.

Por eso, podríamos decir que los hispanos y personas de color tienden a vivir en áreas con peores perspectivas económicas. Si es cierto, esto ayudaría a explicar estas tasas de desempleo en los hispanos en comparación con los asiáticos.

No es sólo un único factor

Al igual que la educación, la geografía no puede justificar estos resultados. Por lo que se sugiere que hay otros factores que entran en juego.

Aquí hemos presentado sólo algunas de las posibles explicaciones de la disparidad en el mercado laboral. Los datos implican que no podemos reducir esta compleja discrepancia a una simple respuesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.