• La decisión del TS sobre el impuesto de las hipotecas hace tambalear a los bancos españoles.

  • La incertidumbre sobre el Brexit mantiene a las Bolsas europeas a la baja.

Los mercados han vuelto ha sufrir una caída notable. Ayer Wall Street cerró con un descenso del 0,5% y anticipaba declives del más del 1%. En Europa, las malas noticias fueron contundentes en Alemania, dónde el Dax bajó un 2% -cifra inaudita desde diciembre de 2016. La Bolsas asiáticas fueron las más afectadas, con una caída del 2,67% en el Nikkei japonés y del 2,3% en el Shanghai Composite.

La política mueve los mercados

Gran parte de esta tendencia a la baja se debe al clima político mundial, que exige cautela. La presión a Arabia Saudí por el caso Khashoggi ha sido tal, que hasta su máximo aliado, EEUU, ha tenido que cuestionar las explicaciones del gobierno saudí. En Europa, las estancadas negociaciones en torno al Brexit y los presupuestos italianos mantienen a las Bolsas en vilo.

Debido a ello, las divisas europeas se siguen resintiendo frente al dólar americano. El euro ha perdido del nivel de los 1,15 dólares y la libra el de los 1,3 dólares. Asimismo, el EuroStoxx50 se ha alejado de los 3.200 puntos y el Ftse británico roza el límite de los 7.000 puntos.

La Bolsa de Madrid.

El gran responsable de la bajada en las Bolsas europeas ha sido el sector automovilístico -especialmente en Alemania. Una de las más afectadas ha sido Renault, cuyos ingresos en el tercer trimestre han bajado un 6% respecto al año pasado. En gran parte debido a la bajada de consumo en los mercados emergentes, especialmente en Irán -motivada por las sanciones de EEUU.

El gigante alemán, la química Bayer, también ha sufrido una caída del 10%, debido a los litigios sobre Monsanto, adquirida por la empresa este mismo año. Las acciones de AMS, la austríaca de semiconductores, se han desplomado hasta el 20%, debido a sus futuros contratos con Apple.

La escalada de los intereses de deuda se concentra

En ocasiones anteriores, la desaceleración de las Bolsas ha sido provocada por el aumento generalizado de los intereses de deuda. Ahora se concentra solo en algunos países. En este panorama, la deuda de EEUU y Alemania se posiciona como activo refugio.

El interés del bono a diez años de EEUU repite por debajo del umbral del 3,2%. En Europa, Alemania recoge parte de las desinversiones de la deuda italiana. Así, el interés del Bund alcanza el 0,40%. Esto ha generado presiones en las primas de riesgo periféricas. La de España repunta cerca de los 130 puntos básicos, mientras que la de Italia alcanza el umbral de los 300.

España y el “impuesto de las hipotecas”

En el caso de España, la bajada generalizada de las Bolsas también ha afectado al Ibex35. El índice se sitúa por debajo incluso de los 8.700 puntos, alcanzando los mínimos de 2016. A dos meses para finalizar el año, el Ibex acumula una caída del 13%.

Gráfico de índices bursátiles.

Sin duda, la banca ha sido la peor parada de las últimas jornadas. Desde el anuncio del cambio de jurisprudencia en el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, el sector ha perdido 8.000 millones de euros en Bolsa. La sentencia ha sido congelada hasta el próximo 5 de noviembre, lo que no ha ayudado a los bancos.

El mayor impacto ha sido en Sabadell -afectada también por problemas técnicos en su filial británica TSB- , que roza el euro por acción. Le siguen Bankia con 3 euros por participación y Santander y BBVA, con 4 y 5 euros, respectivamente. Este varapalo ha eclipsado en parte el de la cadena de supermercados Dia, se hundió ayer otro 24% después de reformular sus cuentas del pasado ejercicio -situándose en los 0,70 euros por acción.

El petroleo también se resiente

Los descensos del petróleo -el barril de Brent a los 80 dólares y el West Texas a los 68- también han afectado a las Bolsas. En España, mantienen las presiones en Repsol, que ha bajado del umbral de los 16 euros por acción. Arabia Saudí ha asegurado que evitará que se repita el embargo de petróleo decretado en 1973. Incluso ha propuesto elevar su producción a los 12 millones de barriles diarios para paliar la subida del crudo.

Otras empresas ligadas a las materias primas como las acereras ArcelorMittal y Acerinox también se han visto afectadas por la incertidumbre en los mercados. Asimismo, la caída de Renault ha afectado sobremanera a CIE Automotive, que ha bajado un 30% desde su estreno en la Bolsa en junio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *