Alguien rompiendo un billete por la mitad con unas tijeras grandes

Una estrategia de inversión, es un conjunto de normas, reglas y procedimientos que están orientados a seleccionar y crear una cartera de valores. Existen un montón de técnicas y estrategias de inversión. Y ninguna de ellas es igual de válida e ideal para todo el mundo. Esto es debido a que cada una tiene sus ventajas y desventajas propias así como sus riesgos y objetivos de estabilidad. Es por ello que cada inversor escogerá la estrategia de inversión que mejor se adapte a sus necesidades, deseos o filosofía de vida.

Siempre hay que tener en cuenta que para la creación de cualquier estrategia de inversión no podemos olvidarnos del retorno esperado. Ni tampoco del riesgo asumido con la inversión. Antes de invertir en bolsa deberemos saber que invertir fuera de las acciones del IBEX35 es muy recomendable para carteras grandes o que estén buscando una diversificación. Aunque no es completamente necesario salirse del Mercado Continuo Español para poder obtener resultados que sean interesantes.

Tener una estrategia de inversión es importante porque necesitamos directrices que nos indiquen qué hacer en cada momento. Con una hoja de ruta establecida todo será mas fácil. Es más, las mejores estrategias de inversión que se conocen, son las que identifican la ineficiencia del mercado e intentar sacar provecho de ella. Por ejemplo si antes de comenzar una estrategia de inversión supiéramos que nuestro objetivo es imposible, no se empezaría. Y por lo tanto no se perderían esos recursos. En el caso de no tener una directriz nos guiaríamos básicamente por intuición.

Ejemplos de estrategia de inversión

A continuación vamos a mostrar algunas de las estrategias de inversión que existen. Yendo desde las mas sencillas hasta otras más complejas. Pero con las que se podrán obtener mejores resultados.

Comprar acciones a largo plazo

De acuerdo con expertos, llevar a cabo una estrategia de inversión mediante acciones a largo plazo es una de las más fáciles. Ya que el interés compuesto es la palanca que mueve las inversiones a largo plazo. Y una excusa para ser un inversor que compra y mantiene acciones.

Las inversiones en bolsa cuentan con un 6.6% de rentabilidad. Esta rentabilidad se va acumulando. Además, si le unimos nuestra capacidad de ahorro, nos aseguramos que con esta estrategia de inverisóna un plazo medio-largo seremos capaces de superar cualquier indice de referencia. Y finalmente conseguir nuestro objetivo.

Comprar un índice amplio a intervalos regulares de tiempo

La estrategia de inversión de comprar un índice amplio a intervalos regulares de tiempo, consiste en comprar participaciones de un fondo índice que replique a intervalos regulares de tiempo. Este tipo de estrategia siempre debe hacerse con un índice amplio del mercado. Lo que significa, un índice que represente el conjunto de la economía de un país o un continente y no solamente un sector concreto. Estos índices son los más conocidos entre los inversores, por ejemplo Ibex 35SP 500.

En esta estrategia de inversión al igual que en la anterior el plazo de estrategia debe ser muy largo. Es decir, 20 años o incluso más. La mejor solución para llevar a cabo esta estrategia de inversión es comprar la misma cantidad de dinero. El mantener constante la cifra que invierte hará que sea coherente con las premisas de la estrategia de inversión. Y en segundo lugar, se podrá invertir más cuando la bolsa se encuentre barata. Y sin tener la necesidad de realizar ningún tipo de análisis.

Comprar un índice amplio por compras discrecionales y vender en algún momento

Esta estrategia de inversión se basa en la compra de participaciones, siempre que el inversor crea que está infravalorado. Pudiendo ser de un ETF o de un fondo de inversión que replique un índice amplio. Como es el caso del Ibex 35, CAC 40 , SP 500, DAX Xetra, Footsie 100. Y por el contrario, venderlas cuando el inversor considere que está sobrevalorado. Los expertos aseguran la principal ventaja de invertir en un índice. En lugar de en acciones directamente es la reducción del riesgo. Esto es debido a que así, se evita el problema de comprar alguna empresa que tenga un comportamiento relativamente malo.

La principal desventaja de esta estrategia de inversión es que la rentabilidad será inferior que si se hace una buena selección de acciones. Además, si vamos a llevar a cabo esta estrategia de inversión tenemos que tener en cuenta que se puede utilizar en el corto, medio o largo plazo.

Invertir en empresas cíclicas

La inversión en empresas cíclicas pertenece al grupo de inversiones elaboradas, pero también es una de las más conocidas. Es muy importante conocer que las empresas cíclicas tienen una volatilidad de cotizaciones y beneficios que se presenta muy superior a las empresas estables.

Algunos ejemplos muy recurridos de empresas cíclicas serían los fabricantes de automóviles, aerolíneas, acerías, papeleras o químicas, entre otros. La estrategia consiste en comprar aproximándose a la parte baja del ciclo. E intentar vender lo más cerca posible de la parte alta del ciclo. Esto último es muy complicado y hace que esta estrategia tenga una dificultad bastante alta frente a otras estrategias de inversión vistas anteriormente. Lo bueno de tomar esta estrategia de inversión es que si se escogen las decisiones correctas las rentabilidades serán muy elevadas.

Comprar en cracks y vender a medio plazo

Esta estrategia de inversión consiste básicamente en comprar solamente cuando se produzca un crack en el mercado. La estrategia de inversión propuesta puede realizarse con fondos de inversión, ETF’s o acciones. Es importante conocer cuándo y cómo se decide el momento ideal para comprar. Para ello hay que utilizar herramientas como el análisis fundamental y el análisis y el análisis técnico. O incluso de forma combinada.

El momento de la salida de bolsa tendrá que decidirlo el propio inversor. Para ello hará uso de las herramientas mencionadas, análisis fundamental y análisis técnico. Así como otras que puedan ser de utilidad para la estrategia de inversión. Llevando a cabo esta estrategia de inversión se conseguirá estar dentro del mercado bursátil un menor porcentaje de tiempo si lo comparamos con la vida del inversor.

Tenemos que tener cuenta que esta estrategia de inversión es la ideal para personas que no quieren invertir en Bolsa de forma permanente. Pudiendo se por ejemplo, porque su inversión principal es otra como inmuebles o renta fija.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *