foto ordenador con animación de carrito de la compa al lado

Enero es uno de los meses más complicados en lo que a consumo se refiere. Después de semanas en las que los que cada hogar español gastó 600 euros de media, según los datos de asesora financiera Deloitte, llega la temida cuesta de enero en la que el consumo disminuye significativamente. En el mejor de los casos, la economía suele volver a activarse a mediados de febrero. En el peor, como ocurrió el año pasado, el paro en el consumo puede llegar a extenderse al siguiente trimestre. Todo esto hace que establecimientos y webs orientadas a las ventas saquen “suculentos” descuentos para captar al mayor número de clientes posibles.

El entorno digital en el que vivimos crea un entorno que, sin duda alguna, se incentiva el consumo. Es innegable que la accesibilidad y disponibilidad que ofrece la red son cualidades con las que muchos establecimientos físicos no pueden competir. Pero cuidado, porque lo que puede presentarse como una gran oportunidad, también puede provocar que pases en un mal rato. Tal vez en más de una ocasión hayas terminado en una página atraído por un interesante descuento que tan sólo era un cebo. O que alguna vez has hecho una compra pensando que acababas de adquirir una auténtica ganga y más tarde, pensándolo en frio, te has reconocido a tí mismo cayendo en un call to action potente sin comprobar las bonanzas del descuento.

¿Cuándo estamos ante un buen descuento?

Hoy nos hemos propuesto recordar algún que otro consejo para que sepas identificar si es un buen descuento o debes cerrar la ventana del navegador nada más verlo y te mostramos como ejemplo de gran oportunidad los descuentos ofrecidos por Ediciones Marcarella en tres de sus colecciones: Todos los sellos de la peseta, Dinero con historia y Todos los billetes de la peseta.

Cuidado con los cupones

¿Alguna vez has recibido un email con un código de descuento para la compra en alguna página? Te recomendamos que extremes las precauciones ante este tipo de “cupones”. En muchas ocasiones la imagen de reconocidas marcas son empleadas en este tipo de descuentos por ciberdelincuentes. Después de conseguir captar la atención del usuario y haber conseguido su clic, la landing page en la que estaría el hipotético descuento te exige descargarte un archivo. Lo que terminas descargándote es un archivo .exe que cuando se ejecuta termina por instalarte en el dispositivo un malware con el que se consigue acceso a información sensible del usuario.

Evidentemente no todos los cupones descuentos en la red están promovidos por ciberdelincuentes; siempre es importante analizar la fuente de los mismos. Hay empresas de reconocido prestigio y labor que llevan años trabajando este sector y con los que puedes conseguir grandes ventajas. Hace unos días te hablábamos de cómo hacer compras seguras en la red, parte de los consejos que allí te damos te vendrán muy bien para tu rutina habitual a la hora de navegar en internet.

Compara los precios

Como apuntábamos antes, hay ocasiones que nos llega un call to action potente alertándonos de un gran descuento sobre un producto y, casi de forma instantánea, terminamos por adquirirlo sin sopesar si realmente la oferta es de tal magnitud. Una de las estrategias que recomendamos para evitar este tipo de situaciones es hacer las compras con tiempo y analizando bien el producto y los precios. Es importante comparar los precios en otras páginas para analizar y ver si el descuento que te presentan es realmente tan bueno.

Y estarás pensado ¿y si es un producto que sólo se vende en una página? En ese caso te recomendamos que analices el precio anterior al descuento. Es el ejemplo de las colecciones que te mencionábamos de Ediciones Macarella. En las páginas webs de Todos los sellos de la peseta, Dinero con historia y Todos los billetes de la peseta desde las que puedes adquirir los productos puedes encontrar el precio anterior y ver que el descuento anunciado realmente se corresponde con la realidad. Si eres de los que piensan que se han podido inflar el precio para hacer el descuento más atractivo, sólo tienes que buscar en la red información sobre el precio del mismo con una fecha anterior en una página diferente (o en un foro por ejemplo). Con ello podrás verificar si se trata de una oferta interesante.

Rastrea la fiabilidad de la marca

Siempre te recomendamos que evites las compras en webs desconocidas o de reputación dudosa. Es importante verificar la reputación o relevancia en la red del comprador. Si después del rastreo no consigues suficiente información o ésta no te convence, es mejor no arriesgarse. Ver las experiencias de otros usuarios también es un buen indicativo que nos ayudará a valorar la calidad del servicio.  Ediciones Macarella es una de las empresas que mejor ejemplifican la reputación y prestigio en la red. La calidad de sus productos y el cuidado en el trato a los clientes son sin duda dos de las cualidades que más y mejor la definen.

Tres de las colecciones que actualmente cuentan con un descuento más que interesante son Todos los sellos de la peseta, Dinero con historia y Todos los billetes de la peseta

Todas ellas ha sido sometidas a un completo y delicado proceso de selección y creación . Cada una de ellas recogen detalles de la historia de nuestro país entre 1874 y 1992. Además cada una de ellas cuenta con un libro en el que se detallan la historia que hay detrás de cada moneda, billete o sello.

En Todos los billetes de la peseta  podrás disfrutar de una selección de 159 billetes de la peseta emitidos entre 1874 y 1992. Cada una de las reproducciones cuenta con la aprobación del Banco de España, algo que acredita tanto su calidad como lo exactitud de su reproducción.

Por su parte en Todos los sellos de la peseta encontrarás nada menos que 2.358 sellos cuya emisión data entre 1872 y el 2000. La colección cuenta con la autorización de laSociedad Estatal de Correos y Telégrafos. Además de ello podrás encontrar un libro contenedor para archivar y conservar los sellos.

Por último Dinero con historia se incluye una cuidada selección de cada una de las pesetas en las que se ha trabajado a conciencia para conseguir las reproducciones más fieles a la realidad. Por este motivo, para tratar de conseguir esa exactitud con las originales, las monedas están bañadas en oro y plata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *