Calcular la hipoteca puede ser fácil si tenemos toda la información necesaria para obtener un resultado fiable. Y siempre que no nos olvidemos de algunos aspectos como los que detallaremos a continuación. No es una decisión cualquiera y es muy importante que antes de dar el paso se haga un estudio adecuado del terreno. Antes de estar dispuesto a contratar un préstamo hipotecario es necesario calcular la hipoteca. Y tener claro cuánto se va a pagar por el crédito. Para asegurarnos que se ajusta a nuestra situación económica. Y que, por lo tanto, podremos hacernos cargo de las cuotas mensuales de dicho crédito.

Antes de calcular la hipoteca tenemos que tener claro que los tipos de interés han bajado y se estima que de aquí a dos años las hipotecas alcanzarán los 550 mil contratos por año. Sin embargo, esta situación puede cambiar fácilmente y ser todo lo contrario.

Cacular la hipoteca de tu casa paso a paso

Antes de embarcarse en comprar una casa habrá que calcular la hipoteca. Ya que esta involucra una serie de gastos que seguramente no se habrían tenido en cuenta previamente. Como por ejemplo los costes de tasación, los notariales o los de abogados. Así como los de inspiración en el Registro de la Propiedad, entre otros muchos.

Financiación máxima y plazo para devolver el préstamo

Entre los aspectos que tendremos que contemplar para calcular la hipoteca de nuestra futura casa, será cuánto dinero van a prestarnos y cuánto tiempo vamos a tener para devolverlo. La mayoría de las hipotecas financian el 80% del coste de la casa. Lo que significa que deberás tener ahorrado al menos el 20% restante del coste de la casa. Además, muchas de ellas permiten pagar el préstamo hasta en 30 años. Estos porcentajes sólo se aplican a personas que quieran comprar su primera vivienda. Ya que en el caso de la segunda vivienda no superará el 65% del coste de la casa. Por lo tanto, estas dos últimas variables tendrán que ser tenidas en cuenta para calcular la hipoteca correctamente.

Sin embargo, tenemos que tener claro que cuanto mayor sea el tiempo y la cifra que nos ofrezca el banco, más intereses tendremos que pagar. Por esa razón principalmente, tendremos que ajustar los parámetros a las posibilidades de cada persona en ese momento y en un futuro. En este sentido, los expertos recomiendan destinar más del 35% del suelo mensual a la hipoteca. Pero nunca superar el 40 o 50% de los ingresos mensuales del hogar. Porque en ese caso, los bancos no concederán el préstamo a un perfil que crean que no será sostenible.

Elige el tipo de interés

Para calcular la hipoteca, deberemos elegir el interés fijo o el interés variable. Esto afectará de forma muy notable a la cuota final. En momentos como el actual donde el euribor está cayendo, aquellos que se decantaron por una hipoteca con interés variable se están beneficiando y se beneficiarán por esta caída.

Por otro lado, tenemos que tener claro que igual que baja, este índice también puede subir. Y por lo tanto podremos beneficiarnos o por el contrario, vernos afectados negativamente por su evolución. Existe un tipo de interés mixto, aunque no es muy recomendable. Ya que hay que ser muy astuto y precavido para evitar pagar a tipo fijo en el momento en el que los tipos de interés sean bajos.

Por esa razón si no queremos exponernos a esos cambios radicales del tipo de interés, lo mejor es contar con una renta fija. Con ella, no nos beneficiaremos de las bajadas, pero tampoco nos veremos afectados por las subidas. En cualquier caso, para calcular la hipoteca deberemos ponernos en todos los casos posibles para ver las opciones que se nos presentarían.

Las comisiones

Las comisiones varían de un banco a otro y son muy importantes para calcular la hipoteca de nuestra futura casa. También deberemos conocer si en el banco que vamos a elegir disponen de gastos extras. Como puede ser el cobro por apertura o por estudio. O incluso otras que posiblemente no se tendrían en cuenta inicialmente como la amortización anticipada, la subrogación o la novación.

Los gastos de formulación son otro tipo de costes que hay que tener en cuenta. Porque habrá que pagarlos si no inicialmente, en un futuro. Estos pueden llegar a alcanzar el 15% del valor de la casa. Hoy en día y tras haber tenido varios problemas, algunos bancos asumen parte de ellos, ya que no están regulados por la ley. En cualquiera de los casos, estos gastos deberemos calcularlos e incluirlos en nuestra lista de gastos para calcular la hipoteca.

Una vez se hayan hecho todos los cálculos necesarios y se haya tenido en cuenta diferentes variantes habrá que tomar una decisión. Elegir la entidad bancaria puede ser una tarea difícil. Pero tendremos que saber que no hay dos productos iguales y que cada uno ofrecerá unas cosas a cambio de otras.

Una vez que ya hayamos elegido la que mejor se adapte a nuestras necesidades habrá que decidir el tipo de interés. Siempre será el que más nos interesa de acuerdo con el momento o la dedicación que queramos poner en ello.

One thought on “Calcular la hipoteca: trucos para hacerlo de forma efectiva”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *